¿Qué es la depresión?

La depresión se caracteriza, entre otros síntomas, por sentimientos de tristeza, melancolía, infelicidad o abatimiento. Si bien es común tener cambios en el estado de ánimo y sentirse transitoriamente así en algún momento de nuestra vida, en las personas con trastorno depresivo estos sentimientos no desaparecen cuando sus problemas se solucionan, y a menudo tienen reacciones emocionales desproporcionadas a los hechos que las causan. La depresión también se asocia a otros muchos cambios como falta de energía, abandono de actividades, ideas de desesperanza o muerte, problemas de concentración, problemas de sueño y de apetito, etc.1,2

Aunque la depresión es la enfermedad psiquiátrica más frecuente en la población, sigue siendo una enfermedad estigmatizada, infradiagnosticada e infratratada.3

depresión en el mundo

La depresión afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo4

depresión en mujeres

La prevalencia de la depresión en mujeres es de más del doble que en la de los hombres, con una carga de enfermedad un 50 % más alta5,6

La depresión puede afectar a cualquier persona, independientemente de su nivel cultural y socioeconómico, pero las personas con enfermedades físicas crónicas o con otros trastornos mentales como problemas de ansiedad, problemas de consumo de alcohol u otras sustancias, trastornos alimentarios o algunos trastornos de personalidad, tienen más riesgo de sufrirla.5

depresión síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

La depresión a menudo se identifica con síntomas que afectan a la esfera emocional (como tristeza, irritabilidad, disminución de la capacidad para disfrutar,…) pero también se asocia a otros muchos síntomas que afectan al área del pensamiento, la voluntad, la conducta, las sensaciones corporales o los ritmos biológicos. Estos síntomas persisten en el tiempo y causan un deterioro funcional significativo en su vida personal, laboral y/o familiar.5

Algunos signos y síntomas frecuentes del trastorno depresivo incluyen:5

  • Estado de ánimo bajo, en forma de tristeza y/o irritabilidad, la mayor parte del día y durante casi todos los días de un periodo de tiempo significativo

[...] + Ver más
  • Pérdida del interés o capacidad de disfrutar de actividades que antes eran placenteras, tendencia a la apatía y retraimiento
  • Pesimismo, sentimientos de inutilidad, culpa, autodesprecio o soledad
  • Pensamientos repetitivos de muerte o de suicidio
  • Indecisión, dificultades de concentración y memoria
  • Mayor lentitud de pensamiento y movimientos, o bien inquietud o agitación
  • Cansancio y falta de energía
  • Disminución del interés sexual
  • Cambios significativos en el apetito (normalmente descenso y a veces asociado con pérdida de peso)
  • Dificultades para dormir o bien exceso de sueño

La combinación de síntomas puede diferir en cada caso y no es inusual la presencia adicional de problemas de ansiedad, molestias corporales inespecíficas, o mayor sensibilidad al dolor, que en ocasiones enmascaran el resto de síntomas y dificultan o retrasan el diagnóstico.7

- Ver menos

Factores asociados a la depresión

La depresión es una enfermedad compleja que puede desarrollarse por múltiples factores que se relacionan entre si:4-6

La depresión puede afectar a ambos sexos, pero es más frecuente en mujeres. Aunque puede iniciarse en la adolescencia, suele afectar más a adultos de edad media o en etapas más avanzadas de la vida.

Ciertas enfermedades crónicas, tanto físicas (diabetes, cáncer, problemas tiroideos, migrañas, enfermedades neurológicas, cardiopulmonares, reumatológicas, etc.) como mentales (trastornos de ansiedad, trastorno obsesivo, trastornos de conducta alimentaria, trastornos de personalidad, etc.) son factores de riesgo bien conocidos.

El consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias aumentan el riesgo de desarrollar depresión.

Aunque la depresión puede afectar a personas de cualquier nivel cultural y socioeconómico, aquellas que están atravesando dificultades económicas y circunstancias laborales desfavorables como el desempleo presentarán un mayor riesgo a desarrollarla.

Del mismo modo, haber vivido adversidades a lo largo de la vida afecta el desarrollo de trastornos depresivos y de ansiedad.

Respecto al estado civil, estar soltero, divorciado o viudo, supone un cierto riesgo añadido para su aparición.

La depresión puede sobrevenir en circunstancias vitales favorables y en personas de todo tipo, incluyendo aquellas más optimistas, extrovertidas y asertivas, aunque a menudo existen acontecimientos estresantes que la preceden y hay algunas personas con un estilo de afrontamiento que las hace más propensas a sufrirla.

De acuerdo con las teorías cognitivas, aquellas personas tendentes a presentar pensamientos rumiativos negativos sobre uno mismo, sobre el mundo que les rodea y sobre el futuro tendrían más riesgo de desarrollar depresión. Es cierto que las personas que atraviesan una depresión tienden a minusvalorarse, a percibir el futuro de forma pesimista y desesperanzada, y a atender de forma preferente a rumiaciones negativas que se mantienen en el tiempo, pero quizás esa forma de percibir la realidad no es tanto un factor de vulnerabilidad como una consecuencia del propio estado depresivo, ya que, en muchos casos, todos esos pensamientos negativos remiten con el tratamiento al mismo ritmo que se recupera la depresión y los mismos acontecimientos que aparentaban ser la causa de la depresión pueden ser luego percibidos y abordados de forma adaptativa por los mismos individuos.7

La depresión es un trastorno complejo y heterogéneo, tanto en su presentación, en la que la interacción de múltiples factores neurobiológicos, genéticos y ambientales juegan un papel destacado, pero seguramente variable en cada individuo.8

En pacientes con depresión o en riesgo a sufrirla se han descrito alteraciones hormonales, inmunológicas y genéticas, pero también cambios cerebrales en regiones como la corteza prefrontal, el hipocampo, la amígdala u otras estructuras que forman parte de circuitos claves para la regulación del estado emocional, el afrontamiento del estrés y otras funciones cognitivas.8-10 Aún así, hoy en día, no existe ningún marcador o prueba con valor diagnóstico en depresión.2

Además de la influencia de un ambiente familiar compartido, en la que factores psicosociales desfavorables contribuirían a aumentar el riesgo de depresión en miembros de la misma familia, existen evidencias de una transmisión genética en depresión. Los estudios sugieren una tasa de heredabilidad para la depresión entre un 37 % y un 50 %.2,9 Las depresiones de debut a edades tempranas, más graves y recurrentes, tienen una carga de heredabilidad aún mayor.2

Existe una clara interacción entre factores genéticos y ambientales. No todos los hijos de pacientes con depresión grave ni aquellos que han vivido situaciones complicadas en su infancia o adolescencia sufrirán depresión. Sin embargo, en personas con una determinada vulnerabilidad genética, la exposición a factores ambientales tan diversos como infecciones, consumo de alcohol o malnutrición en el periodo perinatal o como experiencias traumáticas en una edad temprana (pérdida de un progenitor, maltrato o ambiente familiar desestructurado), pueden ver incrementado el riesgo de desarrollar depresión en la vida adulta.9 Esto es debido a que nuestros genes y nuestro organismo están en continuo diálogo con aquello que nos rodea. Esas influencias ambientales pueden causar cambios en la expresión genética, en hormonas, en sustancias químicas (como los neurotransmisores) y en regiones cerebrales que contribuyen al desarrollo de la depresión. Sin embargo, el porqué la depresión debuta en un momento dado, no es tan fácil de predecir ni determinar.

tipos de depresión

Tipos de depresión

La depresión es una enfermedad muy heterogénea que puede clasificarse según diferentes factores como su etiología, los síntomas, la gravedad, la evolución, la edad de presentación, etc.11

Entre los diferentes tipos de depresión se encuentran:

  • Trastorno depresivo mayor: aquella depresión clínica cuya gravedad es variable y que precisará tratamiento ambulatorio o incluso hospitalario en los casos más graves11
  • Distimia o trastorno depresivo persistente: una depresión de carácter más leve pero muy persistente en el tiempo12
  • Depresión bipolar: aquella que se produce en el marco de un trastorno bipolar13
  • Depresión posparto: un cuadro que va mucho más allá de la frecuente sensación transitoria de tristeza o melancolía que experimentan algunas mujeres tras haber dado a luz

[...] + Ver más
  • Depresión del anciano o geriátrica: la que tiene lugar en personas mayores, con algunas peculiaridades en su presentación y en sus factores de riesgo14
  • Depresión inducida por medicamentos o sustancias: algunos medicamentos, pero también drogas o sustancias de abuso, pueden provocar estados depresivos en personas susceptibles7

Según el perfil de síntomas, se distinguen algunos subtipos de depresión:7

  • Depresión melancólica: caracterizada, entre otros, por síntomas como enlentecimiento generalizado, despertar precoz en las mañanas, ideas de culpa muy intensas o una falta total de reactividad frente a estímulos positivos
  • Depresión atípica: caracterizada, entre otros, por la presencia de sueño y apetito excesivos
  • Depresión psicótica: depresiones muy graves que cursan con ideas delirantes – ideas falsas o distorsionadas e irreductibles a la lógica – que generan un gran sufrimiento al paciente haciéndole creer que es culpable de un daño irreparable, que está completamente arruinado, que sufre una enfermedad terminal, etc15
- Ver menos
cómo combatir la depresión

¿Cómo combatir la depresión?

La depresión es a menudo una enfermedad confusa para las personas que la padecen y su entorno familiar. Es común vivirla como un estigma e incluso ocultar o negar el trastorno.5

Entender la depresión es el primer paso para afrontarla. La falta de información a menudo genera impotencia, falta de ayuda afectiva y de estrategias para abordarla en el entorno familiar y social.5

El papel de la familia es crucial, ya que aporta apoyo emocional, acompañamiento y ayuda en el proceso. Un entorno comprensivo con la persona que está sufriendo depresión puede ayudarle a identificar los síntomas y a pedir ayuda profesional. 

[...] + Ver más

Debido a su estado, la persona con depresión tiende a encerrarse en sí misma y a rehuir de relaciones y actividades que antes le resultaban placenteras. El realizar actividades reforzantes conjuntas como salir en familia o quedar con amigos – aunque sea de forma escalonada – puede resultar beneficioso, facilitar un buen clima y ayudar en el proceso de recuperación.5,7

Hay tratamientos efectivos para la depresión. Los profesionales sanitarios pueden ofrecer diferentes modalidades de tratamiento psicológico, así como medicamentos antidepresivos para superarla.4

- Ver menos

Identificar y abordar la depresión desde el inicio es el primer paso para vivir mejor3

Acude a tu médico si te sientes identificado con alguno de estos síntomas:1,5

síntomas depresión sentirse irritable

Estado de ánimo triste o irritable

síntomas depresión ideas negativas

Sentimientos o ideas negativas, de inutilidad, de culpa o de muerte

síntomas depresión falta concentración e indecisión

Falta de concentración e indecisión

síntomas depresión falta apetito

Problemas de apetito y/o sueño

síntomas depresión apatías

Fatiga y/o apatía

La ayuda de profesionales sanitarios especialistas te proporcionará las herramientas necesarias para hacer frente a problemas relacionados con la depresión

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

Quienes sufren depresión pueden sentir culpa o vergüenza, o sentirse incomprendidos.

Descargar INFOGRAFÍA

Escucha y sé comprensivo con sus problemas. Empatizar con su sufrimiento y validarlo no implica necesariamente estar de acuerdo con todas las ideas que sostiene, pero es un arma potente para conectar y ayudar al cambio.

Descargar INFOGRAFÍA

Ayúdale a buscar ayuda profesional, como un psicólogo o un médico psiquiatra.

Descargar INFOGRAFÍA

Brinda refuerzo positivo recordándole sus cualidades y lo que significa para ti y para su entorno.

Descargar INFOGRAFÍA

Anímale a hacer ejercicio, a seguir una dieta saludable y regular las horas de sueño. Se ha demostrado científicamente que unos buenos hábitos de vida están relacionados con mejoras en la depresión.16

Esto puede ser particularmente útil durante el proceso de recuperación, tras haber iniciado el tratamiento principal.

Descargar INFOGRAFÍA

Artículos

felicidad
Julio 2022

Claves ser felices

REFERENCIAS: 1. MedlinePlus. Depresión. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/003213.htm. 2. Belmaker RH, Agam G. Major depressive disorder. N Engl J Med. 2008;358(1):55-68. 3. Kraus C, Kadriu B, Lanzenberger R, et al. Prognosis and improved outcomes in major depression: a review. Transl Psychiatry. 2019;9(1):127. 4. WHO. Depresión. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression. 5. Ministerio de Sanidad. Guía de Práctica Clínica sobre el Manejo de la Depresión en el Adulto. 2014. Disponible en: https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_534_Depresion_Adulto_Avaliat_compl.pdf. 6. Haro JM, Palacin C, Vilagut G, et al. Prevalencia de los trastornos mentales y factores asociados: resultados del estudio ESEMeD-España. Med Clin (Barc). 2006;126(12):445-51. 7. Diego-Adeliño J, Alemany C. Abordaje terapéutico de la depresión. En Cardoner, N. (coordinador científico) "Pautas de actuación y seguimiento (PAS) – Depresión” (pp 11-26). Madrid, IMC S.L. 2021. 8. Diego-Adeliño J, Pérez Sola V. Más allá de la tristeza. Mente y Cerebro. 2012;Noviembre/Diciembre 2012:56-63. 9. Lima-Ojeda JM, Rupprecht R, Baghai TC. Neurobiology of depression: A neurodevelopmental approach. World J Biol Psychiatry. 2018;19(5):349-59. 10. Nemeroff CB. The State of Our Understanding of the Pathophysiology and Optimal Treatment of Depression: Glass Half Full or Half Empty? Am J Psychiatry. 2020;177(8):671-85. 11. Peralta V, Cuesta M. Psicopatología y clasificación de los trastornos depresivos. ANALES Sis San Navarra. 2002;25(Supl. 3):7-20. 12. MedlinePlus. Trastorno depresivo persistente. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000918.htm. 13. MedlinePlus. Trastorno bipolar. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/bipolardisorder.html#. 14. MedlinePlus. Depresión en los adultos mayores. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001521.htm#:~:text=Muchos%20de%20los%20s%C3%ADntomas%20usuales,o%20de%20un%20padecimiento%20f%C3%ADsico. 15. MedlinePlus. Depresión grave con características psicóticas. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000933.htm. 16. Lopresti AL, Hood SD, Drummond PD. A review of lifestyle factors that contribute to important pathways associated with major depression: diet, sleep and exercise. J Affect Disord. 2013;148(1):12-27.

PP-PRQ-ESP-0310 SEP/21