La adicción a las nuevas tecnologías y su impacto en la salud mental

Las nuevas tecnologías y la llegada de la era digital han revolucionado totalmente nuestra vida y cambiado por completo nuestra forma de comunicarnos. Aunque en general nos aportan muchas ventajas, si estas nuevas formas de comunicación no se usan de manera adecuada pueden llegar a ser perjudiciales o peligrosas para nuestra salud mental. Por poner un ejemplo, en España el 18 % de los jóvenes de 14 a 18 años hace un uso abusivo de las redes sociales.(1)

¿Qué es la adicción a las nuevas tecnologías?

Hablamos de adicción cuando un comportamiento que tiene consecuencias negativas se vuelve continuado y es difícil de controlar.(2) Las adicciones vienen determinadas por procesos cerebrales en los que se genera dopamina, un neurotransmisor involucrado en las vías de recompensa (como las relacionadas con la felicidad o el placer). Es por ello que estos procesos incentivan la repetición de la acción y pueden favorecer la adicción.(3)

No solo existen adicciones a las sustancias físicas como las drogas, el alcohol o el tabaco, si no que también existen adicciones a “no sustancias” como a las compras, a hacer ejercicio, o a broncearse. De igual manera, las redes sociales (Instagram, Twitter, TikTok, etc.) o los videojuegos pueden desembocar en adicciones, como es el caso de la nomophobia (NO Mobile PHone PhoBIA) o miedo a quedarse sin teléfono móvil.(4)

¿Qué tipos de personas son más vulnerables?

No todas las personas son igual de susceptibles a desarrollar una adicción a las redes sociales. En particular, los jóvenes, los adolescentes o los estudiantes universitarios son los más propensos.(5) Una posible causa es que en este grupo de población son más comunes las circunstancias de estrés (fracaso escolar, frustraciones afectivas y competitividad) o de vacío existencial (baja autoestima, aislamiento social o falta de objetivos).(6)

¿Cuáles son los efectos negativos de la adicción a las nuevas tecnologías?

La adicción a las nuevas tecnologías puede llevar a un empeoramiento de las relaciones con uno mismo o con las personas del entorno, y puede causar un importante sufrimiento psicológico.(7) En particular, las redes sociales pueden ser una fuente de estrés al hacernos estar alerta de mensajes o intentar proyectar una supuesta vida de perfección constantemente. El estrés crónico producido por esta adicción también puede derivar en problemas como la depresión o la ansiedad.(8)

¿Cómo podemos prevenir estas adicciones?

Está claro que ya no podemos entender el mundo en el que vivimos sin las nuevas tecnologías, y que dejar de usarlas no es viable, pero sí que se recomienda hacer un uso moderado y responsable de ellas, que nos ayude a tener una buena higiene mental. Son recomendables prácticas como pactar tiempos de uso, entrenar el autocontrol, fomentar los encuentros presenciales con otras personas, así como potenciar aficiones como la lectura, el cine o las actividades deportivas.

En los casos de personas con conductas adictivas reconducidas también es importante prevenir las recaídas haciendo un análisis de los problemas específicos de base que han producido la adicción, planificar el tiempo libre e introducir cambios positivos en el estilo de vida.(6)

Referencias

  1. Ministerio de Sanidad. Estrategia Nacional sobre Addiciones 2017-2024. 2018. Fecha de acceso: septiembre 2021. Disponible en: https://pnsd.sanidad.gob.es/pnsd/estrategiaNacional/docs/180209_ESTRATEGIA_N.ADICCIONES_2017-2024__aprobada_CM.pdf.
  2. Goodman A. Addiction: definition and implications. Br J Addict. 1990;85(11):1403-8.
  3. Vetulani J. Drug addiction. Part II. Neurobiology of addiction. Pol J Pharmacol. 2001;53(4):303-17.
  4. Bhattacharya S, Bashar MA, Srivastava A, et al. Nomophobia: No mobile phone phobia. J Fam Med Pr Care. 2019;8(4):1297.
  5. Aznar-Díaz I, Trujillo-Torres J-M, Alonso-García S, et al. Sociodemographic Factors Influencing Smartphone Addiction in University Students. Res Soc Sci Tech. 2019;4(2):137-46.
  6. Echeburúa E, De Corral P. Adicción a las nuevas tecnologías ya las redes sociales en jóvenes: un nuevo reto. Adicciones. 2010;22(2):91-5.
  7. WHO. Addictive behaviours. 2018. Fecha de acceso: septiembre 2021. Disponible en: https://www.who.int/health-topics/addictive-behaviours#tab=tab_1.
  8. Amedie J. The impact of social media on society. Pop Cult Intersec. 2015.

PP-PRQ-ESP-0387 junio/2022